social youtube xornalgalicia   feed-image

¿Una o varias guerras frías?

Información
Por Luis Mendez Viñolas 22 Enero 2022 109 Votos Correo electrónico Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
social youtube xornalgalicia   feed-image

Cuando implosionó la URSS se dijo que la guerra fría había acabado. Wikipedia dice lo siguiente sobre ella: “La Guerra Fría fue un enfrentamiento político, económico, social, ideológico, militar e informativo iniciado tras finalizar la Segunda Guerra Mundial”, etc. etc. La datación histórica se establece desde 1947 a 1991. Esa es la idea, sobre todo cronológica, que ha quedado marcada para la historia. Pero ¿todo esto es real? Si cogemos la historia de Rusia veremos que desde mucho antes ha sido considerado un país singularmente molesto y especialmente apetecible para los más poderosos. En la conferencia que dio Elvira Roca Barea, --autora entre otras muchas obras de Imperiofobia y leyenda negra: Roma, Rusia, Estados Unidos y el Imperio español--, en el Museo Ruso de Málaga (disponible en You Tube) descubrimos que ya desde el siglo XVIII se comenzó a decir cosas extrañas y despectivas sobre ese país (en este caso Francia), con fines, más que culturales, belicosos. Así podríamos retroceder aún más, incluyendo mongoles, lituanos solos o en confederación con polacos, suecos (estos también solos), teutones, franceses, otomanos, ingleses, etc. Pero todo esto, siendo parte de la historia de Rusia, escapa al periodo de la guerra fría y corresponde a un largo itinerario de contracciones y expansiones del territorio ruso que es difícil de resumir; aunque estaría bien que se conociera como antecedente de una fobia (la rusofobia) que se parece bastante a la hispanofobia que el mundo anglosajón ha sembrado contra nuestra historia, como si la de ese mundo, el de la angloesfera, fuera mejor. 

A los obispos les duele España

Información
Por Luis Mendez Viñolas 30 Julio 2021 292 Votos Correo electrónico Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
social youtube xornalgalicia   feed-image

Los obispos se lamentan, en su programa de acción, de la situación en España. Y no les falta razón. Pero la pregunta que inmediatamente surge es: y en ese “resurgir artificial de las dos Españas” que denuncian ¿integran ellos una de las partes?  Parece que sí, en cuanto que uno de los problemas que más les preocupa es el de la descristianización del país. Es decir, que los dos extremos están claros: los que se inspiran en la fe cristiana y los otros. El lenguaje recuerda en su fondo al de los presidentes norteamericanos: nosotros, los buenos; los que no están con nosotros, por no estar con nosotros, los malos.

campana_de_propinas