• Greenpeace ha decidido dotar de energía fotovoltaica al edificio ya que el Gobierno solo aprovecha el 1,25% de su potencial solar, reflejo del boicot a las renovables y al autoconsumo