Tienen un plan contra España.
 

Nacionalistas, comunistas y bastantes socialistas, unos pretendiendo ser presuntamente más progres y otros por ignorancia histórica y analfabetismo político y social, tienen un plan para acabar con el Estado nación que es España desde hace 500 años.

El independentismo catalán ha tomado la iniciativa. Cuando algunos policías decidieron dejar de ocultar la práctica corrupta del 3% y otras, protegiendo al mayor corrupto del reino, Jordi Pujol, por órdenes políticas del Gobierno de España con PSOE y PP, estalló la tormenta.

 

Coinciden en la misma estrategia élites catalana y vasca, filoterroristas de Bildu, presuntos izquierdistas nacionalistas (ERC) y la nueva izquierda del odio nacida en España con Podemos. Y algunos tontos cómplices que habitan el PSOE. Todos tratan de extender su dominio social a territorios colindantes como Navarra, Baleares y Comunidad Valenciana. Todos usan la lengua como instrumento identitario en su ensoñación de una pretendida raza superior. El nazismo del siglo XXI.

Los fanáticos del odio aprovechan la ceguera cómplice de una parte del PSOE, con los peores dirigentes en la historia de ese partido desde la Segunda República. Izquierda Unida y Podemos extienden la infección anti-española fuera de Cataluña y País Vasco. El comunismo bolchevique de los gulag ha regresado a España. Son cómplices de talibanes nacionalistas en sus territorios privilegiados apoyando la ruptura del Estado y la nación. Aprovecharon el brote del 15M y se apropiaron del movimiento para sus fines. Pronto acabaron con la esperanza de un cambio social limpio, a mejor, porque UPodemos no defiende una sociedad libre, democrática, de ciudadanía con derechos. Ninguna dictadura comunista o religiosa dona millones de euros o sufraga empresas para unos pocos profesores comunistas sin pretender nada a cambio. Solo hay que ver lo que dicen de la dictadura cubana y otras, para muchos de ellos un ejemplo de sociedad, mientras hablan de presos políticos en España.

La democracia española (muy mejorable) está en peligro. El Estado y la nación, también. No porque el Estado no tenga capacidad para aplastar, políticamente hablando, a los enemigos, sino por la catadura moral de nuestros políticos, que piensan más en las próximas elecciones y su cargo, poder y dinero, que en la pervivencia del Estado nación. Si tuviésemos políticos dignos de dirigir la nación se plantearían interpretar el artículo constitucional de “nacionalidades y regiones” con sentido común: serán nacionalidades, con determinadas competencias, aquellas regiones que hayan sido leales con la ley y el Estado nación fijado constitucionalmente,  y serán regiones –menos competencias- las que hayan aprovechado sus competencias y privilegios para tratar de romperlo.

 

España necesita un cambio legal para que la ciudadanía elija a sus políticos, y no a partidos, y que sean los votantes quienes elijan al presidente del Gobierno en segunda vuelta, impidiendo el chalaneo impresentable de los políticos que dirigen hoy los destinos del país. Es imprescindible optimizar el gasto del Estado centralizando competencias (educación, sanidad y otras materias de interés, descentralizando la gestión donde proceda). La lengua común, el castellano, será vehicular en la educación y en todos los servicios de todas las administraciones públicas. Garantizar ciudadanos libres e iguales, sin exigir a reputados magistrados, catedráticos, doctores… que conozcan más lengua que la común. A nadie se prohibirá hablar ninguna lengua, pero la común será vehicular del Estado. España es una gran nación que ganando y perdiendo guerras ha conquistado el derecho a ser una sociedad libre, democrática, con ciudadanos que disfruten de derechos humanos, civiles, políticos, sociales y laborales. Si hemos llegado hasta aquí superando imperios, guerras, odios, dictaduras y 40 años de corrupción, podremos superar la actual encrucijada.

  • Una trama piramidal que podría haber recaudado ya más de 500 millones de euros con material sanitario presuntamente falsificado apunta directamente a Feijóo.

    Xornal Galicia A Coruña Lugo Ourense Pontevedra Vigo Santiago Localidades[…]

    Una trama piramidal que podría haber recaudado ya más de 500 millones de euros con material sanitario presuntamente falsificado apunta directamente a Feijóo. El Gobierno liderado por Feijóo  APROVECHÓ LA PANDEMIA Y EL CORONAVIRUS PARA REALIZAR UN NEGOCIO PIRAMIDAL EN MATERIAL SANITARIO PRESUNTAMENTE FALSIFICADO POR TODO ESPAÑA, desde  la Xunta que ponía en funcionamiento su maquinaria comercial a través del (CECOP) Centro de Coordinación Operativa), para realizar un negocio piramidal compartido y utilizando como intermediaria  la empresa SIBUCO 360 S.L y las mascarillas que llegaron a la sede del Sergas en Negreira comenzando su venta a través y web institucional del Sergas con las líneas 902 077 333 como teléfono único de contacto con la Xunta de Galicia http://archive.is/FkQwZ cuya publicidad y campaña fue lanzada por María del Mar Sánchez Sierra ( Asesora del PPdeG ) bajo presupuesto de más de 390.000 euros en el que si incluye campañas pidiendo donativos con el ASUNTO ANÖNIMO, para justificar y presuntamente blanquear capitales a través de 4 cuentas bancarias en distintas entidades privadas, entre ellas ABANCA, SABADELL, SANTANDER etc . Comenzando la publicidad y pesca de[…]

Otros articulos relacionados.....