Estados Unidos notificó hoy la imposición de millonarias multas a las empresas brasileñas Odebrecht y Braskem por sobornos a funcionarios y políticos en territorio norteamericano, en Suiza y Brasil.

Información
;Portada 22 Diciembre 2016

Según la fuente, la constructora Odebretch aceptó pagar al menos dos mil 600 millones de dólares y la firma petroquímica Braskem otros 957 millones como sanción por las operaciones ilícitas llevadas a cabo para influenciar contratos y licitaciones por más de una década.

Las dos empresas, que cotizan en la bolsa de Nueva York, utilizaron el sistema financiero y bancario estadounidense para pagar 'centenas de millones de dólares en sobornos', indicó el comunicado gubernamental.

Al decir de la subsecretaria adjunta del Departamento de Justicia, Sung-hee Suh, 'Odebrecht y Braskem utilizaron una unidad de negocios de Odebrecht, oculta y funcional, que podríamos llamar 'Departamento de Sobornos', que pagó sistemáticamente centenas de millones de dólares a funcionarios corruptos en países de tres continentes'.

Inicialmente la multa fijada a Odebrecht ascendía a cuatro mil 500 millones de dólares, pero la empresa demostró en el proceso investigativo que era solamente capaz de pagar hasta dos mil 600 millones, indicó el Departamento de Justicia.

Estados Unidos recibirá el 10 por ciento de ese valor y Suiza un porcentaje similar, mientras el 80 por ciento restante será para Brasil.

En el caso de Braskem, el país suramericano recibirá el 70 por ciento del valor de la multa, Estados Unidos un 15 por ciento y Suiza una porción similar.

De acuerdo con el reporte, a partir de 2001 Odebrecht pagó unos 788 millones de dólares a funcionarios gubernamentales y partidos políticos en diversos países a fin de asegurar contratos.