Sistema de Silencio / artículo Opinión Jesús Antonio Fernández Olmedo.

Información
Opinión 23 Julio 2022 142 Votos Correo electrónico Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
social youtube xornalgalicia   feed-image
No sabemos en que ha quedado todo aquello que se proclamó 
dentro de la Iglesia en lo referente a la pedofilia , tanto
escándalo que se armó y después parece ser
que hay pocas nueces.
Se armó un revuelo imponente y después
nada , todo quedó en nada.
Las acusaciones contra curas,
sacerdotes y personajes de alta
alcurnia eclesiástica pedófilos que
supuestamente salpicaron por doquier
y que el actual pontífice prometió 
castigar todavía a estas alturas
no aparecen los resultados esperados.
 
Hay resultados espeluznantes en cuanto 
a las investigaciones realizadas tanto
por periodistas, organizaciones de víctimas,
fuentes judiciales, comisiones gubernamentales
y eclesiásticas , entidades especializadas
en el tema,  donde el fenómeno tiene
un alcance mundial. 
 
La inacción de algunos Papas 
en estos delitos es visible.
 
Por recordar algún dato si sólo
en Francia 216.000 niños 
fueron abusados por
unos 3.200 sacerdotes
¿ que reporte o solución 
se le ha dado a estos hechos?
 
Así los hechos , nadie queda libre
de pecado.
 
Sin embargo , no vemos en la práctica
como se ha resuelto este tema o si
las víctimas tendrán que seguir 
esperando.
 
Mucho me temo que no se ha abordado
todavía la reparación moral y física de 
los daños, muy graves , causados por
estos señores del Vaticano que dicen
predicar el amor al prójimo.
 
Una depravación sexual en el comportamiento
de los señores del Vaticano a la que 
todavía es necesaria una corrección
absoluta en términos de no ocultamiento
de los hechos por otros jerarcas superiores,
una reforma total en el seno de la iglesia,
donde todo personaje eclesiástico pueda
tener acceso al matrimonio así como 
a una pareja estable.
 
Aportar ideas concretas para lograr
una superación de estos hechos 
de una gravedad imperiosa es importante
para todos y cada uno de nosotros, 
cristianos o no, ateos o de otras creencias
ya que vivimos en una sociedad donde
estas conductas no debieran ser
toleradas sino corregidas y 
reconducidas.