Artículo Periodístico 2.267º: “Paremias III de Juan de Portoplano”.

Información
jmm caminero 23 Septiembre 2020 465 votos
social youtube xornalgalicia   feed-image

En esa larga tarde de calor de lanzas clavadas como rayos, el de Portoplano, como un día más, se ralentizaba en el pensar y pasar del día a la noche de las palabras-conceptos. Como iban atravesando los momentos-tiempos-espacios-lugares de un lado a otro. De una espera-esfera a otra, de un sentir-presentir a otro. Eso es todo. Un pensador es un recolectador y cazador de ideas pájaros. 

 

- En los días de gran tormenta y grandes obscuridades se perciben rayos de sol, incluso en las noches de huracanes, se percibe el resplandor tenue de la luna. 

- Igual que tengo que aceptar una enfermedad, sea la que sea, y tengo vivir con ella, si la medicina no la cura. Pero siempre sé que es una patología. Lo mismo debe suceder con las cuestiones morales o hábitos morales, debo distinguir si sufro un vicio moral o una desvirtud moral, o un error moral, que es un mal, aunque no sea capaz de quitármelo de encima, aunque no quiera abolirlo de mi personalidad, o aunque crea que es un reflejo de mi personalidad… 

- Muchas personas llevan una doble vida, una en su intimidad en su hogar, otra en la calle. Parece que tienen dos personalidades. Nadie se comporta igual en su casa y en la calle y en su profesión, pero mucho avanzaría el mundo, si aprendiésemos comportarnos bien en nuestra propia casa y bien en las distintas entidades sociales en los que nos situamos… 

- Intentan curar a los enfermos que tienen en su centro sanitario, y al que trabaja con ellos, si se pone enfermo, pueden que lo descuiden… 

- Hay personas que están cansadas, agobiadas, extenuadas de ambientes familiares, con demasiadas voces, iras, broncas, por nada o por casi nada. 

- Nunca narramos las realidades, ni interiores, ni exteriores, ni siquiera los profesionales del pensamiento, ni de las artes. 

- Un cristiano laico debe perfeccionarse en sus actividades, siempre en armonía con los mandatos del Nazareno, por tanto, en su propia familia, en su trabajo, en sus actividades diversas, en si y consigo mismo. Quizás una ascética y espiritualidad ortodoxa del cristiano laico y seglar, sería imprescindible y esencial, para que dicho movimiento no quedase silenciado en minorías… 

- Maltratar a una persona es un crimen, maltratar a un niño o una niña es un triple crimen. 

- Se crean muchas heridas en la infancia y en la adolescencia de muchas personas, heridas que se convierten en traumas y que fluyen sufrimiento y dolor durante toda su vida. Heridas, que muchas veces, se soportan, heridas que raramente se curan. Pero heridas, que casi todo el mundo lleva, y que todo el mundo debe buscar soluciones. 

Demasiados errores, las personas los cometen, porque son o no son conscientes de las heridas que arrastran de sus infancias o de sus adolescencias, unas producidas en los senos familiares, otras en las escuelas, otras en los ambientes sociales que habitan, sean barrios o calles. 

¡Cuánto bien se haría a la humanidad, si cada sujeto, intentase, superar sus heridas de forma correcta, y no creyese que esa es su personalidad, y por otro lado, unos individuos no creasen más traumas y heridas a otros seres humanos, sea en su infancia o en su adolescencia…! ¡Cuánto avanzaría la humanidad, cuánto…! 

- ¡Quizás, me digo a mi mismo, algunas veces, cuándo a nadie le interesa mi escritura, ni mi pintura, quizás, mi pequeño lugar o uno de ellos en el mundo, es intentar buscar y crear frases y dibujos, que puedan ayudar a buscar algo de verdad y bondad y belleza y racionalidad, aunque no lo encuentre, quizás cuando llegue mi Juicio Particular ante Dios, le pueda decir, otros habrán hecho grandes obras, yo, yo solo, he hecho buscar buenas y verdaderas frases, aunque me haya equivocado, y llevar una vida normal y honesta, aunque haya fracasado en tantas actividades…! ¡Y, decirle y pedirle al Buen Dios, tenga piedad y misericordia de mí, si he hecho de más o de menos…! 

- Negamos la existencia de Dios, o queremos negarla, porque al final, no estamos convencidos de que no exista. Pero si deseamos negar la proyección de Dios en el mundo y en nosotros. Negamos a Dios, negamos el amor de Dios a nosotros, a cada uno. Negamos el amor que cada uno debe a Dios o que merece Dios de cada uno de nosotros… Pregunto. 

- No deja el ser humano de ser adulto porque acepte a Dios, ni deja de aceptar su razonamiento y pensamiento que, en última instancia, es creado por la Naturaleza y por Dios. No deja el ser humano en tener libertad, voluntad, autonomía por creer en Dios. Cierto es que hay muchas definiciones de Dios, y no todas son lo mismo, muchas religiones positivas y metafísicas religiosas y no todas son iguales. Pero Dios, al menos, el Dios cristiano permite mejor utilización de la razón, de la libertad, de la voluntad, de la dimensión racional e irracional de la persona. 

Pensaba el de Portoplano que se cruzaban los planos de la existencia. Solo esperando que exista un Juicio Particular y un Buen Dios de verdad sabremos lo que hemos encerrado en nuestro corazón y en nuestra alma, conoceremos de nosotros mismos, lo que de verdad hemos sido y estado, las verdaderas intenciones y los verdaderos hechos… 

http://twitter.com/jmmcaminero            © jmm caminero (25 marzo-23 septiembre 2020 cr).  

Fin artículo 2.267º: “Paremias III de Juan de Portoplano”. 

campana_de_propinas