A Marea Atlántica tras la serie de contactos del ayuntamiento con los responsables de las asociaciones de vecinos, con el objetivo de trabajar de forma conjunta en la mejora de las infraestructuras del municipio dando voz a los vecinos, se ha convertido en otro FRAUDE POLÏTICO más del programa de Xulio Ferreiro y A Marea Atlántica.

El Presidente de Acción y Transparencia Pública, Miguel Delgado, exige el inicio de contactos y reuniones de forma periódica con los responsables de las juntas vecinales municipales.

Xulio Ferreiro hace ya 6 meses prometió y presentó un programa político de gobierno para acceder a la alcaldía del Concello de A Coruña en el que dejaría participar en un trabajo conjunto, bajo la transparencia y participación, refiriéndose a lo que ha de ser la gestión municipal en barrios.

Una de las iniciativas que le hicieron llegar los socios de Pladesemapesga (AyTP) es la de la unificar la planificación de obras de mejora de infraestructuras, como el asfaltado, la iluminación y el mobiliario urbano, de manera que se puede sacar a contratación de forma conjunta y, de este modo, abaratar costes, nada de estos ha sido respondido o tenido en cuenta.

Xulio Ferreiro solo ofreció esa participación de servicio a los ciudadanos, y las promesas de dar voz a los propios vecinos, para acceder al Palacio de María Pita, convirtiendo a día de hoy en otra más de las múltiples mentiras y incumplimientos políticos, dejando a los antecesores como verdaderos “pardillos” a la hora de engañar a los ciudadanos, consiguiendo el liderazgo sin duda alguna, dice Delgado.

Publicaba; Xornal de Galicia 30 Septiembre 2015 Sección; A Coruña- A Marea Xulio Ferreiro

Creación de distritos y descabezamiento de las asociaciones de vecinos, nueva felonía de @XulioFerreiro para vulnerar y criminalizar a los vecinos de A Coruña.

¿Sorprendidos? Cuando leemos en la prensa que Xulio Ferreiro tuvo que sacar al Cónsul de Venezuela por la puerta de atrás del Concello de A Coruña, y sorprendidos por que estábamos redactando la nueva forma de vulnerar derechos y criminalizar a los vecinos de A Coruña con métodos perfectamente instalados en Venezuela, cuna y placebo de esta nueva forma nacionalistas de instalarse a la fuerza en el poder…..

Pero comencemos con las nuevas felonías de Xulio Ferreiro que dan escena a esta nueva obra de teatro “trilera” de los mareantes y precarios ediles..En el Concello de A Coruña.

Xulio Ferreiro mostraba las al mídalas antes del 24M acusando al PP y PSOE de utilizar políticamente a las asociaciones de vecinos de A Coruña políticamente en beneficio propio y que repartían las ayudas de forma discriminatoria por afinidades políticas quedando fuera de la tarta otras asociaciones similares de la ciudad.

Xulio Ferreiro en sus mítines callejeros, “el PP y el PSOE están haciendo política de lo que no se debería hacer”, concluyendo que “lo que debe hacer el gobierno municipal es solucionar los problemas y las necesidades de muchas asociaciones de la ciudad a las que tiene totalmente olvidadas y con un retraso de pago de más de un año en pequeños importes”.

La entrada de Xulio Ferreiro y A Marea Atlántica adoptó una nueva forma de destruir socialmente la convivencia en la ciudad que trajo consigo dramáticos cambios en su panorama político y electoral y sobre todo para los servicios sociales y la convivencia vecinal.

Descabezar las Asociaciones de Vecinos para reconvertirlos en Distritos Ciudadanos de “supuesta participación pública”, algo así como los miembros de la GESTAPO que vigilaban los barrios como si fuesen policías de barrio para controlar todo el que se mueva en sentido contrario al poder pero que en el Siglo XXI se les da el nombre de “Distritos”.

Las reformas comprenden la creación de una comisión autónoma para administrar y supervisar los distritos directamente por el Sr Xulio Ferreiro, y así, poder tener una agenda, registro o archivo, de a quien votan y en que barrio, nuevas formas para regular la relación entre los miembros del Concello, los distritos y el Alcalde, sin tener que convocar elecciones hasta que se tenga pleno control. Xulio Ferreiro pretende reemplazar el sistema representativo de los vecinos y sus asociaciones, que se ha usado durante casi toda la historia de A Coruña, por un sistema paralelo conformado por un componente de mayoría simple en distritos unipersonales y otro de listas de representación proporcional, teniendo así pleno control sobre quien va al baño, quien hace caca y quien no.

En las elecciones para las asociaciones de vecinos, todos los miembros eran designados, y elegidos popularmente. Los distritos propuestos por Xulio Ferreiro cortan de raíz todo lo conocido, pasando a formarse por verdaderos grupos de afines a A Marea Atlántica que ya busca incautos que muestren su fidelidad par ser condecorados con el brazalete de A Marea Atlántica se dividan entre barrios de acuerdo con su volumen de población y su magnitud, que estén el paro para ser dependientes y lacayizados, que no disputen los cargos por distrito, mostrando fidelidad y obediencia.

Los electores votaran más por candidatos que por partidos y dispondrán de un número de votos equivalente al de los escaños en disputa en su respectivo distrito.

No podrán emitir todos sus votos por un solo candidato, pero sí podrán dividirlos entre los candidatos de distintos distritos. A los que se desconfíe de pertenecer a otros partidos se les exigirá presentar una lista completa de candidatos para cada distrito en el que desearan contender, bajo el principio de mayoría simple.

La competencia intrapartidista, la debilidad de las siglas partidistas y el tamaño relativamente reducido de la magnitud de los distritos serán factores que alentaran a los políticos a cultivar y responder a los intereses de pequeños grupos de electores como ventana de captación de voto electoral.

Bajo el mandato del PP y PSOE no fuimos ciudadanos de pleno derecho, es evidente, por eso han decaído los electores de esos partidos, los españoles éramos sujetos de derecho sin capacidad para intervenir en la elaboración de las gestiones públicas en el Concello a las cuales debíamos obedecer y someternos de forma directa.

En ese tiempo que para muchas personas parece muy lejano emergieron como una semilla que se fructificó por toda la piel de los indignados vecinos de A Coruña, asociaciones de vecinos, que ante la carencia de los mínimos servicios públicos que garantizaran una vida digna: alcantarillado, vivienda, transporte y otros, fueron el germen de las protestas y el alimento que generó la propia existencia de los “iluminados” que surgieron como moscas a la miel por todas partes .

Las asociaciones de vecinos se sumaron a colectivos que desafiaban al poder establecido siendo el propio movimiento vecinal uno de los agentes clave en el desmoronamiento de la legitimidad de los gobiernos que perdieron la alcaldía.

Los movimientos vecinales incorporaban reivindicaciones económicas, sociales, políticas y culturales de todo tipo, algunas relativas a los servicios como sanidad, educación, vivienda y dotaciones deportivas públicas que situaron el movimiento vecinal en el eje que une lo global con lo local y buen conocedor de ello fue el mismo Carlos Negreira que de forma muy correcto hizo un cambio generacional que cuando los viejos guerreros de los barrios quisieron darse cuenta ya habían recibido la “hostia” sin haberse confesado..

El movimiento ciudadano nació como respuesta espontánea a las condiciones de vida que caracterizaban las ciudades hace medio siglo como consecuencia de un crecimiento urbano caótico, dominado por la especulación del suelo y el negocio inmobiliario y todo ello sin control por parte de las instituciones locales en manos de burócratas, fascistas, corruptos y otras gentes de mal vivir, decía Xulio Ferreiro en sus acalorados insultos a la casta que le ha doblegado de forma descarada con presencia en todos los medios de comunicación.

Pero lo que ni socialistas ni conservadores aceptaron fue la persistencia de un movimiento ciudadano autónomo que pudiera controlar la gestión municipal y mantener la tensión reivindicativa.

Los partidos retiraron a sus mejores cuadros del movimiento y les ofrecieron puestos en la Administración, buena muestra de ello es la misma Mar Barcón nacida en el vientre de estas asociaciones y con ello las ideas embrionarias de participación ciudadana pronto desaparecieron y el movimiento vecinal vaciado de sus dirigentes, no reconocido como interlocutor autónomo, inservible como correa de transmisión, quedó flotando a merced del oleaje político.

Pero como el pulso de la ciudad sigue latiendo y los problemas se acumulan, mientras los políticos pasan, los ciudadanos quedan y generan nuevas reivindicaciones, nuevas propuestas, nuevos sueños. Un nuevo movimiento ciudadano comienza a ponerle freno a Xulio Ferreiro, al que acusan públicamente de abandonar la ciudad, no presentarse a actos de protocolo, paralizar la obras y todo un cúmulo de crispación que ya se notaba hasta en el mismo turismo tras el abandono durante el verano encerrando a los visitantes en las obras de La Marina, sin reparo con tal de salirse con la suya…

Podemos afirmar que los movimientos sociales entre ellos el vecinal, son agentes promotores principales de la construcción del Estado del bienestar y por tanto generadores de inquietudes, soluciones y propuestas y que se han erigido en una de las columnas vertebrales de los movimientos ciudadanos, toda vez que significa la defensa de las conquistas sociales, la defensa de los servicios públicos, bandera de las movilizaciones vecinales, sanidad pública y la enseñanza pública etc.

La nueva era o creación de distritos no es más ni menos que la nueva forma de control, nacida y plasmada en la segunda guerra mundial al amparo de la Europa Nazi y los países comunistas…

Xulio Ferreiro al igual que maduro solo pretende adueñarse a cualquier precio del “jugosos” sillón municipal en beneficio propio   que junto a su “petit” ejercito de mareantes precarios, quieren gobernar “decimos, mangonear” a la gran mayoría de ciudadanos de A Coruña, y nada mejor que comenzar creando un ejercito de fieles hormigas llamados también “distritos de barrio” don solo puedan dictar ordenes los que luzcan el brazalete de A Marea Atlántica, dejando en un recinto inhumano de convivencia nuestra ciudad de A Coruña, que hasta el día de hoy, ha lucido con orgullo el slogan de “Ciudad en la que nadie es forastero”, pero ya comenzamos a sentirnos extraños y bajo la “batuta” política de nacionalismos más propios del siglo pasado que del Siglo XXI, si bien es cierto que estamos a tiempo de poner freno a estas “felonías políticas” simplemente corriendo la voz y protestando, es nuestro derecho, y aunque solo quede en el pataleo, muchos pataleos al igual que el grito de GOL en el estadio puede hacer temblar los cimientos de Maria Pita y provocar la estampida dejando la puerta abierta para que salga el tufillo a chapapote en que se esta convirtiendo la gestión de A Coruña.

Acerca de: PLADESEMAPESGA - Plataforma en Defensa del Sector Marítimo Pesquero de Galicia, es una asociación no lucrativa, Nif: G-70321807 - Registro 2012/016402 con más de 23.800 socios y formada por personas físicas, empresarios, políticos, profesionales y autónomos, marineros, mariscadores/as, ecologistas, asociaciones, expertos en todos los sectores del Mar y la Pesca, que comparten el interés y la inquietud por el entorno del Sector Marítimo Pesquero de Galicia. Cuya presencia en Internet queda reflejada en: www.pladesemapesga.com y Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. . La Plataforma en Defensa del Sector Marítimo Pesquero de Galicia es una asociación joven que ha conseguido mucho: imagina lo difícil que es entrar en la escena política para defender el sector marítimo y pesquero sin el apoyo económico necesario ni el soporte de los medios de comunicación. Necesitamos tu ayuda para seguir creciendo. Pladesemapesga es una asociación sin ánimo de lucro ciudadana y libre. Ayúdanos a seguir llevando las reivindicaciones que compartimos a la calle y a las instituciones democráticas, trasmitiendo nuestras noticias a través de las redes sociales y boca a boca en tu entorno más cercano. ¡Muchas gracias por tu apoyo!

Mar Sánchez Sierra CONVIERTE LA PRESIDENCIA DE LA XUNTA con su cargo y acciones en una pirámide de acoso judicial, persecución institucional, amenazas y coacciones utilizando altos cargos de la Xunta contra Miguel Delgado Director de Xornal Galicia y Presidente de Pladesemapesga.


Otros articulos relacionados.....