El talent culinario “Come a comarca” visitó Ourense en su última entrega

Información
;Comunicados 11 Junio 2020 Sección; Especiales


Foto: Pixabay // Public Domain
La irrupción de las plataformas de streaming en el panorama televisivo ha obligado a la industria audiovisual a reinventarse. En una época en la que prima la inmediatez y el consumo bajo demanda, la televisión convencional debe apostar por productos que no solo sean de calidad, sino que también consigan enganchar a una audiencia cada vez más selectiva y exigente.

 

En esta carrera continua ya no por el liderazgo sino también por la supervivencia, las cadenas generalistas han encontrado su propia gallina de los huevos de oro: los talents culinarios. Este formato, que saltó a la fama desde Estados Unidos de la mano de Masterchef, programa dirigido por el popular chef Gordon Ramsey, aterrizó en España hace casi una década con la versión nacional del talent estadounidense. Tras el éxito arrollador que tuvo aquella primera edición de Masterchef, la parrilla televisiva nacional se llenó de programas culinarios como Top Chef o Pesadilla en la cocina, aunque solo el talent de TVE ha conseguido mantenerse en emisión durante todos estos años. De hecho, en la actualidad se encuentra emitiendo su octava edición con unas cifras de share que superan el 20% de cuota de pantalla.

 

Desde la televisión autonómica, también se quiso aprovechar el tirón de los programas culinarios, especialmente por la importancia capital de la gastronomía dentro de la cultura gallega. De esta forma, la TVG siguió apostando por programas como Larpeiros, que estrenado en 2008 es un pionero dentro del género, A vida é doce, centrado en la repostería, o Desafío nos fogóns, una versión gallega de Masterchef. Si bien de todos ellos solo Larpeiros continúa con las grabaciones, el canal autonómico sigue confiando en este tipo de programas y en marzo puso en marcha Come a comarca, un nuevo talent gastronómico que termina de emitir su paso por la provincia de Ourense.

 

Conducido por Fran Cañotas, Come a comarca sigue a cinco cocineros amateurs por distintos puntos de la geografía gallega con el objetivo de conocer sus platos típicos y replicarlos. En cada enclave, los cinco aspirantes aprenden de la mano de chefs profesionales las particularidades de las elaboraciones locales para, más tarde, enfrentarse a cocineros de la zona en un reto final. Por el momento, el programa ya ha visitado Bergantiños, Deza, Monforte de Lemos y Fisterra. En las cuatro paradas los participantes fueron derrotados por los cocineros profesionales, aunque lograron varias victorias en elaboraciones aisladas como las rosquillas de anís de Deza o las habas con abadexo de Bergantiños.

 

En su quinto programa, Come a comarca se trasladó hasta la provincia de Ourense, en concreto a Terra de Trives, para descubrir las joyas gastronómicas de esta localidad. No importó que el capítulo se emitiese durante la semana del regreso del fútbol a la pequeña pantalla, con los comparadores de pronósticos como Oddschecker echando humo y los seguidores del deporte rey con los nervios a flor de piel, ya que una semana más Come a comarca se coló en las casas de los gallegos para hacernos el paladar agua con recetas dignas de un restaurante con varias Estrellas Michelin.

 

El menú al que se tuvieron que enfrentar los cinco cocineros aficionados constó de tres platos típicos de la comarca: empana de pollo hecha con harina de castañas como entrante, guiso de ternera para el plato principal y de postre la famosa bica de Trives. 

 

El encargado de ayudar a los aspirantes a chef en esta tarea fue Anxo Trives, jefe de cocina del Hostal La Viuda, quien recalcó la importancia de apostar siempre por los productos locales y por mantener las tradiciones de nuestra cocina. No olvidemos que uno de los objetivos del programa producido por Voz Audiovisual es precisamente la reivindicación de las recetas tradicionales, muchas de las cuales están cayendo en el olvido o son prácticamente desconocidas fuera de su lugar de origen.

 

Siguiendo la dinámica habitual del talent, los concursantes tuvieron la oportunidad de conocer de primera mano los productos con los que más tarde tendrían que cocinar. Así, junto con Trives, visitaron en Manzaneda la cooperativa Amarelante para recoger castañas y comprobar cómo es el proceso de conversión en harina. Una vez obtenida, viajaron hasta San Xoán de Río para aprender de una mano experta cómo trabajarla hasta conseguir la famosa empanada de pollo de Trives.

 

Una vez conocidos los secretos del entrante, los cinco participantes se desplazaron hasta la Ganadería Galupa, en Chandrexa de Queixa, para conocer las características de la carne de ternera y la mejor manera de cocinar. Para el postre, por su parte, los chefs amateur contaron con la ayuda de una vecina de Trives para descubrir los secretos de un dulce que hace la boca agua en todo el territorio gallego: la bica de Trives.

 

Con las recetas de todas las elaboraciones bajo el brazo y los consejos de los expertos de la zona bien aprendidos, los concursantes midieron su talento ante cinco cocineros de la zona: José García, de la panadería Tierras de Trives (Trives); Luisa Villarino y Maribel Vázquez, de la Cantina do Catro (Trives) e Isabel Prada y Eliana Murias, de Casa do Agenor (Trives). Como en cada entrega, el jurado que determinó qué platos eran los mejores estuvo compuesto por una quincena de vecinos de la comarca que, tras probar las elaboraciones de ambos equipos en una cata popular, emitió su veredicto.

En esta ocasión, y tras un cocinado lleno de tensión y sorpresas, los cinco participantes, volvieron a ser derrotados por los cocineros profesionales. Las diferencias existentes entre algunos de los concursantes desde el primer programa continúan siendo una piedra en el camino hacia el éxito para este grupo de chefs aficionados. No obstante, a punto estuvieron de alzarse con la victoria en los dos primeros platos, en donde los resultados de la votación estuvieron muy igualados. La bica, por su parte, fue el talón de Aquiles de los participantes, y no consiguieron ningún voto por su elaboración. 

 

Tras su paso por Trives, Come a comarca pone rumbo a Terra Chá para descubrir las delicias gastronómicas de esta región de la Comunidad. Para los que se perdieron la emisión de la TVG, el capítulo puede verse a través de su página web

Otros articulos relacionados.....