Radio Noticias Xornal Galicia
Hoy:
00:00 / 00:00

No pasa un día en que Pedro Sánchez y sus corifeos no pidan exaltadamente la dimisión de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid. La vesania y el encarnizamiento con que lo hacen no tienen parangón en el ya crispado ambiente político español.

El común denominador de esas intervenciones es un odio, si se puede decir así, al personaje del Partido Popular que acumula más simpatías de los electores y que, elección tras elección, vapulea a la izquierda y a la extrema izquierda con el voto de los ciudadanos.

Claro que Díaz Ayuso ha cometido errores. Y quién no. En el caso que nos ocupa de la declaración de la renta de su pareja, el fallo de la presidenta ha sido salir en defensa de la persona de su mayor afecto, como haría cualquier otro en su lugar. En su caso, sin embargo, sabiendo cómo las dan, podría haberse escudado en que ella, como la mayoría de los consortes, con matrimonio o sin él, desconoce los ingresos de su cónyuge y de las cuentas que hace. Pero, claro, eso tampoco se lo hubiese perdonado una izquierda a la que seguramente le pasa lo mismo.

Otro error, en esta historia, ha sido la bronca intervención del jefe de gabinete de Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez, cuyas maneras de matonismo son de sobra conocidas, pero que tampoco involucran a la presidenta.

Ésta ya tuvo que lidiar con éxito, en su día, con las imputaciones a su hermano por el asunto de las mascarillas, enfrentándose en aquella ocasión a quien entonces era líder del Partido Popular, Pablo Casado, lo que evidencia que la lideresa madrileña concita tantas adhesiones como envidias. Por eso, todo lo que se refiere a Díaz Ayuso es tan desorbitado, como la filtración ilegal de la declaración de rentas de su compañero hecha por la fiscalía.

La singularidad de la presidenta y lo que concita tanto rencor por parte de la izquierda y la extrema izquierda es que tiene un discurso asertivo y no se oculta en un rincón acomplejada por la ideología progresista dominante. Ayuso se enfrenta a la guerra cultural que impone la progresía y lo hace sin complejos, tomando decisiones que descolocan a esa izquierda desnortada. El último ejemplo: el nombramiento del ex socialista Joaquín Leguina como consejero de la Cámara de Cuentas de Madrid.

Mucho personaje, pues, es Isabel Díaz Ayuso, con la personalidad y la independencia suficientes para que se ensañe con ella toda la izquierda que no ha sabido rebatirla con argumentos.

 

 Nuestras noticias son gratis bajo licencia GNU  

  •  Pero deseo colaborar
  • Donación 6 Euros 12 meses  
  •   Sin límite de restricciones
Si no desea suscribirse pero si, colaborar con nosotros.:

 Más información haciendo clic aquí...+

BANERPLAGIOXORNALGALICIA

Buscador Hemerotecas Grupo Pladesemapesga en Internet

Si no encuentras lo que buscas, EJEMPLO; " Antonio Suárez Gutierrez de Grupomar y Asturias " te proponemos intentarlo de nuevo desde aqui a través de los buscadores del grupo Pladesemapesga y directamente en la web

En la Hemeroteca xornalgalicia.com. -   En XornaldeGalicia.es Hemeroteca  -   En XornaldeGalicia.es -   En Diario Marítimo -   En Actualidad Ibérica ANAI  -   En Pladesemapesga -   En Tribuna Informativa.  -   En Acción y Transparencia Pública. -    En xornalgalicia.com -   En todo Internet