Enrique Arias ­Vega

Hay visiones optimistas y pesimistas sobre el mundo que se nos viene encima. Claro que los futurólogos nunca han sido muy precisos ni correctos a la hora de sus previsiones. Por ejemplo, hace setenta años anticipaban que hoy día comeríamos algas en vez de carne y que vestiríamos habitualmente trajes de neopreno. En cambio, ninguno de ellos previó la revolución tecnológica de las redes sociales.

 

Ni un acierto, pues.

Uno de los actuales gurús de la prognosis, Robert M. Goldman, predice que en la próxima década todo será de maravilla. Según él, unas computadoras exponencialmente mejores nos permitirán comprender mejor el mundo: sustituirán a abogados y médicos y los nuevos vehículos autónomos evitarán el 99 por ciento de los accidentes.

Al no conducir y poder trabajar desde donde queramos, las actuales mega ciudades recuperarán su dimensión humana. Y al multiplicar las fuentes de energía alternativa y barata, se potabilizarán las aguas saladas y las residuales, todos los objetos podrán fabricarse en 3D, el trabajo será más productivo, nuestra esperanza de vida alcanzará los 100 años y todos seremos felices y comeremos perdices, como en los cuentos de nuestra infancia.

Claro que hay un montón de cosas que no quedan claras en tan idílicas profecías. Por ejemplo: cómo se repartirá el menor trabajo que quede y quién se beneficiará del ocio resultante; qué pasará con los pobres actuales y cómo se abordará ese problema; si habrá o no movimientos migratorios y si se pondrán trabas a los traslados masivos de personas; cómo se atenderá al número creciente de viejos y quién financiará dicha atención cada vez más costosa,…

Si nos paramos un minuto a pensarlo, la cuestión no consiste en si habrá o no vertiginosos avances tecnológicos, que sí, que los habrá, sino en cómo afectarán a nuestras vidas, en si podremos asimilarlos fácilmente o no, en quiénes se beneficiarán de ellos y quiénes saldrán perjudicados, en cuáles serán los valores con que vayamos a gestionarlos y en si la sociedad resultante será más justa o no que la actual.

Al parecer, tenemos tanta prisa en llegar al futuro, que estamos dispuestos a que nos arrolle sin haber averiguado cuál es el rumbo que debe tomar.

A contracorriente. Vivir entre la emoción y el aburrimiento. Enrique Arias Vega

No podemos quejarnos de vivir aburridamente. Por no saber, ignoramos hasta qué Gobierno tendremos y, ni siquiera, si algún día...

PREOCUPACIÓN BLANQUEO CAPITALES EN PARLAMENTO EUROPEO

TRANSACCIONES SOSPECHOSAS SUPERIORES A LOS 200.000 MILLONES DE EUROS PODRÍAN ESTAR INFRINGIENDO EL DERECHO DE LA U.E. 23 países integran una...

REALIDAD & HIPOCRESIA

La realidad de nuestra sociedad actual se centra en un paro elevado, salarios precarios, brecha social, justicia injusta, medios limitados...

La repetición electoral se llama Catalunya.

Para empezar, recapitulemos hechos. Primero. Desde la moción de censura que sacó a Rajoy de La Moncloa, con los votos del...

SIN UN “LORD PROTECTOR” ANTE LAS INCOGNITAS DE UN BREXIT

Desde la época de Cromwell no se había encarnado de nuevo este tipo de figura política tan presente en épocas...

Artículo Periodístico 1.790º: “Neruda y sus dos grandes sombras”.

No es mi costumbre hacer más sangre de la carne, ni más sombra de la negrura. Pero se narran dos...

Elogio a Patricia, madre del “Pescaíto”

Es verdad. No creo, sinceramente, que haya un cariño en el mundo más limpio, más sincero y más desprendido que...

A la final del mundial en sanidad…pero volvimos a caer en cuartos en Educación

La vuelta por vacaciones a España puede ser por partes iguales un placer, o un dolor de muelas. Aquellos que llevamos...

El «huevo de Colón» del conflicto catalán

Manuel Álvarez de Mon Soto, ha sido magistrado, fiscal y funcionario de prisiones. Actualmente ejerce la abogacía. Foto: Carlos Berbell/Confilegal. Manuel...

Mar Sánchez Sierra CONVIERTE LA PRESIDENCIA DE LA XUNTA con su cargo y acciones en una pirámide de acoso judicial, persecución institucional, amenazas y coacciones utilizando altos cargos de la Xunta contra Miguel Delgado Director de Xornal Galicia y Presidente de Pladesemapesga.


Otros articulos relacionados.....