Casi todos los líderes se han visto obligados a hablar de la “muerte” durante la campaña electoral. Ha sido por lo de la eutanasia. En mi caso, me ha servido para recordar los muchos secretos que, si no conseguimos que hable, se llevará a la tumba Juan Carlos I.

 

Para intentar que desembuche le envié hace unos días, y desde aquí mismo, algunas preguntas antiguas que siguen pendientes de respuesta. Versaban sobre la dimisión del presidente Adolfo Suárez. Solo él puede contestarlas porque, entre otras cosas, al de Ávila ya no podemos preguntarle nada.

Creo que no se insiste lo suficiente en el derecho a conocer su pasado que tiene cualquier sociedad que pretenda construir un futuro solvente. Y deben responder quienes mantienen oculta información de interés general.

Por eso, Felipe VI, hoy te preguntaré a ti sobre el 3 de octubre de 2017, una fecha con detalles oscuros que solo tú conoces. Es lo mismo que pasó con tu padre el 23F, pues estoy seguro que vuestros respectivos protagonismos, y no solo televisivos, son el único parecido entre ambos momentos históricos, digan lo que digan algunos políticos.

Antes de la primera pregunta, conviene recordar que tras tu aparición en TV el Ibex 35 cayó casi un 3%, la mayor desde el referéndum del Brexit en UK, celebrado quince meses antes. Y que el mismo Ibex recuperó casi todo lo perdido al día siguiente, tras la respuesta de Puigdemont. En ambos casos, caída y recuperación, sin parangón en los mercados europeos, el detalle que siempre marca la diferencia. Incluso con respecto a la debacle global del Brexit, lo que incrementa aún más las consecuencias negativas de tu discurso.

Muchos pensamos entonces que habías sido utilizado por un Rajoy desesperado. La realidad de aquellas urnas y la policía aporreando votantes a la vista de toda Europa le obligaban a quemar el último cartucho por la unidad de España.   

Por eso, grande fue nuestra sorpresa cuando, a los pocos días de salir de La Moncloa, gracias a la moción de censura, dejó caer la especie de que habías sido tú quien pidió televisión. Ante la duda, te pregunto:

¿Fuiste tú quien tomo la iniciativa del discurso del 3 de octubre, o te lo pidieron desde el Gobierno?

Te ruego respondas, porque no es lo mismo. Ni mucho menos.

Primero, porque Rajoy está y estaba sometido a la Justicia, y también a urnas y censuras democráticas, y tú no.

En segundo lugar, porque a él le resultaba muy difícil rechazar tu deseo de comparecer. En cambio, tu hubieras quedado muy bien negando una hipotética petición suya de que aparecieras en la tele. Te hubiera servido el digno y muy legal argumento de no quitar autoridad al presidente del Gobierno.

En cambio, ¿por qué le resultaba tan difícil a Rajoy rechazar tu petición? Avanzo una hipótesis: Él no podía estar seguro al 100% de si se trataba de una ocurrencia tuya o actuabas en nombre de una amenaza oculta, y “militar, por supuesto”.

Ahora te pido que respondas a estas preguntas:

¿Habías hablado con algún militar de alta graduación y con influencia en el ejército sobre la situación en Catalunya antes del 3 de octubre de 2017?

O, dicho de otra forma, ¿te hicieron llegar inquietudes sobre el independentismo catalán?

Y si tal cosa sucedió, ¿les respondiste quizás que para resolver ese, o cualquier otro problema, estaba el Gobierno de España?

¿O les dijiste algo parecido a “ya me encargo”?

Y, por último, si las hubo, ¿Pusiste en conocimiento del gobierno esas tensiones internas en el Ejército, con nombres y apellidos?

Que contestes a estas preguntas es imprescindible. No es necesario recordar las muchas desgracias irreparables que, a lo largo de su historia, el ejército español ha ocasionado al pueblo que lo mantiene, con mención especial al 18 de julio de 1936 y lo que siguió durante tanto tiempo. Teniendo en cuenta que el año pasado más de mil ex militares firmaron un manifiesto a favor del asesino Franco Bahamonde, resulta perfectamente creíble que en 2017 algunos mandos te trasladaran inquietudes sobre lo de Catalunya.

En realidad, lo que más me interesa, y supongo que a Rajoy también si no se lo dijiste, es saber el motivo que te llevó a “pedirle” lo de salir por la tele.

Si no me contestas, pensaré que lo pediste en nombre de una amenaza. Este hecho significa que el denominado “papel garante de la Corona” se refiere, en realidad, a controlar el vicio de los militares españoles a intervenir en política, y eso es extremadamente peligroso, porque quien controla una amenaza puede dosificar su empleo como le parezca, o según las presiones que reciba. Y es bien sabido que fuerzas presionan más. A eso me refería en el cuarto párrafo: al hilo conductor que vincula la actuación de tu padre en 1981 y la tuya en 2017.

Pero la democracia no puede depender de la monarquía.

Por eso, es necesario que hagas dos cosas:

En primer lugar, colaborar con el gobierno para que pasen a la reserva todos los militares que se inquietan por los avatares de la política en una democracia.

En segundo lugar, si quieres que unos de miles de independentistas se piensen la posibilidad de seguir en España, debes abdicar y facilitar la construcción de la nueva república española. No puedo asegurar que cambien de opinión, pero de lo que no cabe duda es que, si sigues, cada día que pase serán más los catalanes que quieran romper. Y eso es como un vaso que se va llenando de agua.

Y no seas tan cutre de exigir que se convoque un referéndum sobre la forma de Estado, por si de esta manera consigues conservar la corona. No se realizó por separado durante la Transición y, además, ahora solo serviría para dividir por la mitad, más o menos uno, al electorado. Lo mejor es llegar a la república por consenso, y con tu colaboración.

Siento molestar en Semana Santa pero el asunto es urgente. Bien sabes que hay un antes y un después de aquel discurso tuyo, y también que muchos darían mucho por poder regresar al pasado cercano.

Para terminar otra pregunta, esta de rabiosa actualidad: 

¿Sabes a qué viene el reforzamiento del Ejercito de Tierra en Catalunya con la creación de un segundo regimiento, justificado por “la evolución del entorno”, según la orden ministerial correspondiente? 

Y dos derivadas:

¿No son suficientes las fuerzas de seguridad? 

¿O acaso estamos en peligro de otra invasión napoleónica?

La autoridad moral de ser ganador/a en Vistalegre, y la de las decisiones de las bases en Podemos

Hablando de Vistalegre 2.- Olga Jimenez fue elegida por l@s inscrit@s, para defender los derechos de l@s inscrit@s, contra posibles acciones...

Sesión de investidura, y la división de trato a los emigrantes

Una vez más la emigración entró por la puerta de atrás en la primera sesión de investidura el pasado lunes...

Ainhoa Arteta: gran española, muy grande, grande, grande, inmensa, maravillosa, bellíssima

De la opera “El amor a la opera y a sus cantantes”, de los belcantistas, positivo-cantistas, alegre-cantistas, combativo-cantistas, Licho Licheiro...

Artículo Periodístico 1.756º: “La paradoja de Fermi y otras civilizaciones, I”.

En síntesis, la paradoja de Fermi viene a decir, qué si existen muchas probabilidades y posibilidades de que existan otras...

SENTENCIAS Y PROCEDIMIENTOS INFRACCIÓN COMETIDOS Y ACUMULADOS POR ESPAÑA EN ASUNTOS MEDIO AMBIENTALES EN UE DESDE 2001

El reino de España como se le denomina a nuestro país en lenguaje de estrados en Bruselas, se ha hecho...

A la Familia Puyol Ferrusola

ASUNTO: Donación de su patrimonio a la Fundació Advocats contra la Corrupció   Resulta muy difícil para toda su familia, dado el...

ALTO PRECIO, MUERTE ALCALDE FRANCÉS POR SU OPOSICION A VERTEDEROS ILEGALES.

¿Nueva tarifa humana para la defensa del Medio Ambiente? Dolorosa y lamentable, aunque fuere accidental, el contenido de la noticia de...

Isabel Díaz Ayuso y Plácido Domingo.

Este título huele a demagogia de la fácil, pero, por favor, deje que me defienda: un millón de panfletos de...

DESASTROSA Y CONFUSA SITUACIÓN POLÍTICO-ECONÓMICA

De mi puño y tekla)    Inicialmente, si algo está deteriorando la desaceleración económica española, nadie cuestiona que en gran parte...

Mar Sánchez Sierra CONVIERTE LA PRESIDENCIA DE LA XUNTA con su cargo y acciones en una pirámide de acoso judicial, persecución institucional, amenazas y coacciones utilizando altos cargos de la Xunta contra Miguel Delgado Director de Xornal Galicia y Presidente de Pladesemapesga.