LA "GUERRA CIVIL" CATALANA (castellano) / JOAN LLOPIS TORRES

Información
Joan Llopis 03 Julio 2022 326 Votos Correo electrónico Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
social youtube xornalgalicia   feed-image
En los medios digitales de comunicación social como Facebook hay mucha gente con ideología sin saber que no tiene ninguna ideología.
Hay quien dice que muchos tienen ideología sin biblioteca. No debemos enfadarnos por eso, pues es cierto.
Querer el bienestar de la sociedad, el progreso, igualdad ante la justicia, educación, sanidad, la independencia (el no quererla), etc., por si mismo no és una ideología. Con qué formulaciones y cómo conseguirlo es otra cosa que sí nos acerca a una determinada ideología, distinta en cada caso. El ser buena persona o querer serlo y manifestar que se quiere el bienestar de los otros, o defender a la sociedad de aquello que se cree que la agrede -lo mismo ocurre individualmente-, puede ser que sea de buenas personas incluso muy motivadas y beligerantes, pero bien mirado, normalmente, no hay ninguna explicación que fundamente aquello que se afirma (si se niega, tambien és una afirmación porque se afirma lo contrario), ni se asienta en ningún conjunto de ideas definidas reconocibles en conjunto, sean de una persona o de un colectivo, sea cultural, religioso, filosófico, politico, y con qué criterios economicos. Un ejemplo sería la ideología marxista. Esto es así porque todas las formas de gobierno que responden a una ideología, supuestamente quieren el bienestar social y el progreso, que coincide con lo que manifiesta la totalidad de los usuarios de los medios digitales, pero con solo eso, ninguno queda diferenciado de los demás, más que un síntoma nos indica orientativamente cuál puede ser la dolencia. Un independentista o el contrario no nos permite tener conocimiento de la ideologia política de ninguno de los dos. Del mismo modo que mucha gente quiere alcanzar la independencia y luego dilucidar el sistema politico de gobierno, y otros quieren llegar a la independencia con todo suficientemente definido. En el primer caso podríamos encontrarnos con una "guerra civil" ideológica, y en el segundo, es muy dificil que se den las circunstancias de discusión ideologica en un proceso de independencia de confrontación, sin pacto con el Estado.
Siendo que en Cataluña hay dos sociedades, la catalana y la castellana, que conviven en una sola, hoy en día las disputas entre partidos son por el poder político, por la hegemonía, no por ideología. Las confrontaciones no son ideológicas.
Concluyendo pues que las manifestaciones individuales en los medios responden -si bien en los criterios de cada usuario, es facil verlo-, frecuentemente en sus sentimientos. De ahí los inevitables acaloramientos. Por eso en una "guerra fria" se aconseja tener la mente fria. A menos que se haya inventado la racionalidad de las emociones, que todo podría ser.
 
 joan llopis 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.