CIMG2106 400x280Convulsa, turbulenta, delicada y compleja es la actual situación jurídica, política, social y económica de España. Y, para mostrar este enredado ambiente sociopolítico y jurídico procesal, el comentarista trae a colación la conocida metáfora del gran poeta asturiano y autor de las famosas doloras literarias, Ramón de Campoamor, dado que lo refleja de manera tan gráfica como realista al escribir aquello de: en este mundo traidor, donde nada es verdad ni mentira, sino que es del color del cristal con que se mira.

Y ello,  porque, en efecto, la realidad de este delirante conflicto, está siendo tan vertiginosamente cambiante y diversa debido a las manipulaciones, trapacerías y falacias de los dirigentes políticos separatistas catalanes, fanatizados hasta alcanzar el grado de una irracional ofuscación mental, el delirio y la pérdida de contacto con la realidad objetivada. Perciben los hechos bajo el prisma de su exclusivo y excluyente punto de vista y, por ende, en el asunto del proceso independentista sólo están animados por el pensamiento único de sus fantasías e ideaciones soberanistas.

En tal contexto, apenas se dispone de tiempo suficiente para el sosegado debate ni tampoco para reflexionar sobre las consecuencias derivadas de los cambios que se plantean y llevan a cabo más por intereses espurios que por el bien común de los ciudadanos en su conjunto, y no sólo de los catalanes. Pero, hay que señalar asimismo que los independentistas y los constitucionalistas, no suelen coincidir en cuanto a las apreciaciones sobre el desafío catalán porque tienen percepciones distintas. De ahí que, unos y otros se manifiesten de manera  tan divergente y discrepante con respecto a este espinoso tema. A modo de meros ejemplos, se aportan algunas intervenciones, como la del Delegado del Gobierno en Cataluña, Enrique Millo, dando recientemente una atinada respuesta a la fantochada afirmación del depuesto presidente independentista catalán y prófugo de la justicia española: nadie le votó como presidente.

Asimismo, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, sentencia que esta comunidad autónoma gallega no será el tonto útil de las desaforadas ansias soberanistas del separatismo catalán. Por su parte Juncker, presidente de la Comisión Europea, alerta del veneno inoculado por los nacionalistas en los diferentes países o regiones de Europa. En todo caso, y sobre este particular tema del independentismo, debe resaltarse que, por más que se desgañiten los golpistas, en España no hay presos políticos, sino, en todo caso, políticos sediciosos presos por supuestos delitos de rebelión, malversación de fondos públicos, desobediencia y prevaricación. A propósito, es sabido que la Justicia investiga el entramado millonario de ANC Y ÓMNIUM, tal vez para darle el golpe de gracia a estas asociaciones de clara orientación separatista.

El ex presidente de Cataluña y ex molto honorable Puigdemont, se haría un gran favor a sí mismo, a Cataluña y al resto de España si dejase de frivolizar y/o banalizar sobre el exilio por dignidad personal y consideración hacia los  españoles que se vieron abocados a buscar acomodo ideológico y político en el exilio por mor de pasados regímenes dictatoriales, represores de derechos y libertades. Algo que carece de sentido en la actualidad porque España lleva cerca de 40 años viviendo en un estado social y democrático de derecho bajo el paraguas legal de la Constitución de 1978, los Estatutos de las Autonomías, la Jurisprudencia de los Tribunales y los españoles disfrutándola. Por tal motivo, los ex gobernantes catalanes fugados y exiliados a Bruselas pueden ser tachados  como prófugos de la justicia española, traidores, desleales y cobardes morales.

Por lo demás, sus comportamientos son a todas luces propios de verdaderos impostores, ya que pretenden legitimar un gobierno fuera de las fronteras españolas, al margen de las leyes y de las estructuras democráticas del Estado español. No hay que olvidar la advertencia hecha por Bruselas sobre el conflicto planteado por el separatismo catalán, dado que supone un futuro riesgo para el crecimiento económico y el desarrollo social de España. Asimismo, que la declaración de la presidenta del parlamento de Cataluña ante el Juez del Supremo, Pablo Llarena, produce un punto de inflexión en el proceso independentista y una merma de la credibilidad de los impulsores del mismo. Quedan al descubierto las falacias y mentiras de los golpistas separatistas y cobran valor los argumentos de los constitucionalistas. Relevante es el hecho de que Carmen Forcadell y cuatro miembros de la mesa renieguen en sede judicial de la secesión, porque ello supone asestar un duro golpe al proceso soberanista. De suerte que al desvincularse de la vía unilateral de la independencia, dejan abierto el camino para poder intentarlo por la del diálogo, la negociación y el pacto con el Estado.

A la intrincada, confusa y tensa situación existente en Cataluña, contribuyen personajes mediocres como el obispo de Solsona, siendo muchos los españoles que se preguntan a qué espera el presidente de Conferencia Episcopal Española para reconvenir al exaltado nacionalista, obispo leridano/ilerdense de la comarca del Solsonés catalán, e instarle a que limite su celo pastoral a predicar la fraternidad y la unión entre sus diocesanos, en vez de colaborar de manera activa con los golpistas al intento de consumar la ruptura de la unidad territorial de España y la voladura del Estado de Derecho. A decir de los medios de comunicación social, este clérigo aprovecha su privilegiado púlpito para sumarse a la propaganda de los independentistas catalanes. Recientemente, utilizó la homilía dominical para dejar claro que según su visión, el encarcelamiento preventivo dictaminado el pasado 2 de noviembre en relación con los ex consejeros, le parece injusto. Algunos medios señalan que el prelado del Solsonés, Xavier Novell i Gomà, votó el pasado 1 de octubre en la convocatoria ilegal independentista.

Poco después, en un vergonzante comunicado, llamaba guerrilleros a policías nacionales y guardias civiles. El referido prelado acentúa más todavía el juicio peyorativo sobre las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado al remarcar muchos sufrimos por lo que vimos por la televisión y por las redes sociales, debido al temor de que, a medida que avanzaba la jornada, las guerrillas policiales llegaran a nuestra casa. ¡Vaya falta de tacto y sensibilidad en un hombre de paz, como se supone que tiene que ser un obispo!. La gravedad de la cuestión radica en que Novell aseguró ante los solsoninos y los televidentes que lo que los políticos independentistas catalanes han perseguido con sus actos es legítimo, afirmando que los encarcelados por presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos, habrían tratado, en todo momento, de encontrar caminos para poder llevar a cabo su programa electoral por las vías del diálogo.

Y para completar el grotesco despropósito clerical, ya sólo falta que tanto el obispo leridano como el abad de Montserrat y el tándem Teresa Forcades-Lucía Carám integren la candidatura de la CUP. Eso sí, habría que exigirles que tanto en la campaña electoral como en los platós de televisión planteen a los votantes radicales que sean ellos quienes pongan la X en la casilla de ayuda a la Iglesia católica.

El mentado jerarca de la Iglesia católica, debiera de explicar en virtud de qué criterios morales y políticos sentencia sin despeinarse que las actuaciones golpistas eran legítimas y no ilegales, confundiendo a posta legitimidad con legalidad. Remata sus fanáticas  peroratas y disquisiciones diciendo que uno puede estar de acuerdo o no con la independencia, pero no es justo que por la vía de la fuerza este pueblo no pueda decidir su futuro. Y chupa del frasco, Carrasco, porque este señor- por decir algo menos irreverente-, que luce anillo y solideo, afirmó sin empacho alguno ni inmutarse, y quedándose tan pancho, y en ello sigue: somos una nación y tenemos derecho a decidir por nosotros, siendo ésta una de las muchas razones que movieron al obispo solsonense a adherirse a la huelga general convocada por los independentistas en Cataluña y a cerrar el acceso tanto a la curia diocesana como al museo. El caso, señor obispo soberanista, es que, según reza un viejo lema existencialista, todos seremos juzgados por lo que hacemos y no tanto por lo que decimos, aunque a algunos se le debiera de aplicar a la inversa o por ambos hechos.

Cobardía política, bajeza moral y traición se aúnan en las actitudes y conductas de los los principales artífices y autores del golpismo catalán, habida cuenta de que Puigdemont huye como una rata asustada, Trapero se retracta de su pérfida deslealtad profesional y Forcadell reniega de la DUI, cabe preguntarse dónde está entonces la heroicidad de los alentadores del Golpe de Estado en cuestión. La respuesta correcta a tal interrogante se puede sintetizar en que todo fue un auténtico fiasco y la puesta en escena de una melodramática comedia de enredo. A saber, fue y sigue siendo teatro, farsa y un mal montaje de guiñoles por parte de una banda de titiriteros aficionados. Forcadell, Lluis Corominas, Lluis Guinó, Anna Simó y Ramona Barrufet, se distanciaron sin ambages de la declaración de independencia, renegaron de la imposición unilateral de la ruptura y sostuvieron ante el Juez del Supremo, Pablo Llarena, que la vía hacia la independencia debe transitarse dentro del marco de la Constitución, el Estatuto de Autonomía y demás leyes del Estado español.

Finalmente, y en clave de humor, este comentarista cuenta para sus lectores que en el centro de Bruselas hay muñequito cuyo nombre propio es el de Manneken Pis, que traducido significa Hombrecito que orina, lo que, teniendo en cuenta el esperpéntico papel que desempeña en ese país el ex presidente Puigdemont, no es de extrañar que esté siendo motivo de chanzas y caricaturescas parodias en algunos medios de comunicación y redes sociales, aplicándole el nombre de Puigde-Pis, a saber, el hombrecillo que orina en Bruselas, fuera del tiesto, claro está.

Por Antonio José Parafita Fraga, escritor y comentarista de temas sociales y políticos.

Del Blog VERBO SUELTO del autor, cuyo enlace es www.verbosuelto.blogspot.com

A contracorriente. Vivir entre la emoción y el aburrimiento. Enrique Arias Vega

No podemos quejarnos de vivir aburridamente. Por no saber, ignoramos hasta qué Gobierno tendremos y, ni siquiera, si algún día...

PREOCUPACIÓN BLANQUEO CAPITALES EN PARLAMENTO EUROPEO

TRANSACCIONES SOSPECHOSAS SUPERIORES A LOS 200.000 MILLONES DE EUROS PODRÍAN ESTAR INFRINGIENDO EL DERECHO DE LA U.E. 23 países integran una...

REALIDAD & HIPOCRESIA

La realidad de nuestra sociedad actual se centra en un paro elevado, salarios precarios, brecha social, justicia injusta, medios limitados...

La repetición electoral se llama Catalunya.

Para empezar, recapitulemos hechos. Primero. Desde la moción de censura que sacó a Rajoy de La Moncloa, con los votos del...

SIN UN “LORD PROTECTOR” ANTE LAS INCOGNITAS DE UN BREXIT

Desde la época de Cromwell no se había encarnado de nuevo este tipo de figura política tan presente en épocas...

Artículo Periodístico 1.790º: “Neruda y sus dos grandes sombras”.

No es mi costumbre hacer más sangre de la carne, ni más sombra de la negrura. Pero se narran dos...

Elogio a Patricia, madre del “Pescaíto”

Es verdad. No creo, sinceramente, que haya un cariño en el mundo más limpio, más sincero y más desprendido que...

A la final del mundial en sanidad…pero volvimos a caer en cuartos en Educación

La vuelta por vacaciones a España puede ser por partes iguales un placer, o un dolor de muelas. Aquellos que llevamos...

El «huevo de Colón» del conflicto catalán

Manuel Álvarez de Mon Soto, ha sido magistrado, fiscal y funcionario de prisiones. Actualmente ejerce la abogacía. Foto: Carlos Berbell/Confilegal. Manuel...

Mar Sánchez Sierra CONVIERTE LA PRESIDENCIA DE LA XUNTA con su cargo y acciones en una pirámide de acoso judicial, persecución institucional, amenazas y coacciones utilizando altos cargos de la Xunta contra Miguel Delgado Director de Xornal Galicia y Presidente de Pladesemapesga.


Otros articulos relacionados.....