Ninguna sociedad-cultura-civilización puede tener futuro, si no tiene suficiente libertad de pensamiento-expresión. Puede esa entidad cultural-social, gestionar los destinos de cientos de millones de seres humanos, hacerlo durante siglos o milenios, pero esa sociedad-cultura-entidad demográfica ideológica, al final, tendrá que enfrentarse a su propia extinción. Solo la libertad de pensamiento-conciencia-consciencia-expresión-publicación, puede permitir a una entidad social-demográfica-cultural-ideológica-religiosa-metafísica ser y estar, ir evolucionando y progresando durante el transcurrir del tiempo y de la historia, es decir, ser un elemento de libertad y de dignidad y de derechos para los seres humanos. Porque aunque un niño se caiga al aprender a andar, es necesario que para aprender a caminar, que tan esencial es, tenga que caerse, dudar en sus pasos, agarrarse, etc. No podemos, porque no se caiga, impedirle que empiece a andar y caminar…

 

                        - Todos hablan de la libertad de pensamiento de tantos personajes del pasado, todos hablan de la censura que a tal persona le hicieron tal ideología o sociedad o colectivo, pero pocos son conscientes que cuándo tienen frente a si, una persona con libertad de conciencia y de pensamiento y de expresión si no coinciden con sus ideas y fines e intereses, los apartan de su lado, de muchos modos y maneras, incluso en las familias en sentido amplio, en los lugares de trabajo, en la prosperidad social y aumento laboral, y a veces, también por ideologías que tienen el poder local o provincial o regional, y si no existen democracia o es muy limitada. De esto ya no se puede hablar, menos escribir.

                        - Una persona o ideología pueden tener una idea o un conjunto de ideas, y solo pensar que esas son las únicas, y todas deben derivar de esos cinco fundamentos. Pero esto, esto no sería malo o negativo del todo, si en esas ideas o fundamentos para conseguir un fin o meta, se utiliza un método por el cual y en el cual, la libertad de pensamiento, de expresión, de publicación, de difusión es limitada o negada en multitud de temas y cuestiones.

                        Cuándo un sistema ideológico, del presente o del pasado, o actual pero modificación del pasado, sigue pensando que esas cinco ideas o fundamentos o máximas son esenciales, y que la libertad de pensamiento debe ser cercenada, en tales temas, entonces nos encontraríamos con un grave problema, para el futuro. Porque si esa ideología o grupo o colectivo tomase el poder, sea familiar, sea en la empresa, sea en otra entidad, sea en la sociedad o en el Estado, entonces nos enfrentaríamos con un gravísimo problema.

                        Ciertamente, estas palabras son abstractas, pero en el pasado, con distintas ideologías, lo hemos visto hasta la saciedad.

                        - En los actuales sistemas teóricos y prácticos, de lo que llaman la ingeniería social y de la ingeniería política, es fácil caer en cercenar la libertad de pensamiento, incluso en sistemas sociopolíticos democráticos. Porque es fácil caer en el error, de que el otro, sea individuo o colectivo, comete siempre los errores y las faltas.

                        En cierto modo, da miedo, tener que asistir al espectáculo, diario y ya casi parece ilimitado en el tiempo y en el espacio, de que tal ideología equis y las personas que las sustentan, siempre están hablando mal de la otra ideología zeta, y viceversa. Al final, unos tienen la verdad absoluta y la bondad absoluta y otros la maldad absoluta y el error absoluto. Y eso no es así, la verdad y la verdad de la realidad, casi nunca es así.

                        - Usted indica que es necesario limitar la libertad de expresión, por su ideología equis, para conseguir los fines o metas zeta, o utilizando las metodologías concreta eme para ese fin. Y usted lo ve bien, pero usted soportaría que su progenitor o padre, no en su infancia o adolescencia, sino durante toda su existencia, década tras década le cercenase su libertad de expresión y de pensamiento. O dicho de otro modo, que usted con cincuenta años, no pudiese expresar su opinión y pensamiento en multitud de temas, aunque usted esté en el error o equivocado.

                        Usted diría que no, cómo su padre, iba a cercenarle dicha libertad de expresión y de opinión, siendo usted adulto, o sin serlo.

                        ¿Pero entonces es como usted si piensa, que si hay que abolir o limitar ostensiblemente la libertad de expresión y de pensamiento a tales personas, a tales colectivos, al resto de la sociedad, y por qué usted eso lo percibe y siente y piensa que es bueno y necesario…?

                        - Ciertamente la libertad de pensamiento y de conciencia y de expresión y de difusión o publicación exige, exige también un valor moral importante, es decir, que cada individuo o colectivo se esfuerce en expresar todos los datos y hechos de forma verídica y verdadera, o al menos lo más verdadero posible. Exige que todo colectivo o individuo, tiene derecho a equivocarse y a confundirse y a errar, pero no difundir ideas y hechos que sean falsos, erróneos, o en parte falsos y en parte erróneos.

                        Toda libertad de expresión, además de ser un derecho humano esencial y fundamental, un derecho fundamental, es un deber y un derecho moral, por lo cual, cada persona debe conquistar ese derecho en sí mismo y para sí mismo y de alguna manera para los demás. Dar información falsa o errónea o sesgada, sabiendo que es falsa y errónea y sesgada, es un mal para los demás, para la sociedad, para el Estado.

                        Debemos lamentar que hoy, quizás como siempre, hay demasiados colectivos, que esto, el error y la no-verdad o semiverdad, lo utilizan como arma e instrumento de conquista social, de progreso en la sociedad o de toma del poder.

            http://www.twitter.com/jmmcaminero">http://twitter.com/jmmcaminero        © jmm caminero (20 marzo-31 diciembre 2018 cr).

Fin artículo 1.504º: “Cuestiones sobre la libertad de pensamiento, I”.

                                                                                  *

Leguina y Feijóo ante Vox. Fielóo ante la Convención del PP español. La mejor, justa y necesaria defensa de la nación es…

El que fue presidente por el PSOE de la autonomía madrileña, Joaquín Leguina, escribió el artículo “Vox y la corrección...

El desierto del unicornio

Así trataron al unicornio lanzándolo al desierto de la expulsión, no eran sabios eran, quienes habían descubierto las vergüenzas de...

VOX UN PARTIDO TERRORISTA

Estamos en un momento convulso políticamente, no sólo en España sino en todo el mundo, la ultraderecha amenaza con atentar...

Fake news y sancionar ya la mentira en política.

Nos encontramos ante uno de esos problemas que llamamos transversales, en tanto que pueden interesar a cualquier persona, sea cual...

Artículo Periodístico 1.520º: “Frases VII de Juan de Portoplano”.

Se formó una comisión del pueblo, llamaron a la casa de Juan de Portoplano, y le dijeron, nos gustaría, que...

Tengo la cabeza llena de jueces… y de Villarejo. Por Domingo Sanz

Durante el paréntesis que abrí tras la primera entrega de este discurso no he dejado de buscar la respuesta a...

A contracorrienten ¿Quién es de extrema derecha? Enrique Arias Vega

La aparición de Vox ha llenado de alborozo a quienes buscaban un partido más de derechas, sin encontrarlo, pero paradójicamente...

El discurso de la Pascua Judicial 2019 (1).

“Buenas noches. Os agradezco que, una vez más, me dejéis entrar en vuestros juzgados durante estas fiestas, aunque ya hayan...

La machista ultraderecha persigue el sometimiento de la mujer

Estábamos en pleno debate sobre la denominación de la violencia ejercida por los hombres contra las mujeres, que si violencia...