A contracorriente. Mentiras, redes y desinformación

20 Noviembre 2017  Sección; Opinión 1013 votos

Se dice, ante el uso masivo y solitario de artilugios electrónicos por cualquier adolescente, que los humanos estamos menos interconectados que nunca.

 

Mentira.


Jamás en la vida ha habido más mensajes sociales que ahora. Jamás la gente ha tenido tantos amigos como en la actualidad, aunque no conozca de nada a los llamados como tales en Facebook. Jamás hemos recibido tanta información y de procedencia tan diversa con lo que ni tenemos tiempo de comprobarla y menos aún de autentificarla.


O sea, que nunca hemos estado tanto en manos de los demás como ahora. Y lo que nos viene encima.


Además, nos hallamos en plena guerra informática para imponer unos a otros ideologías, formas de vida, modelos económicos, sumisión política y hasta creencias religiosas. Se trata de la guerra continuada por otros medios, parafraseando al pobre Clausewitz, que ignoraba hace dos siglos las posibilidades cibernéticas que se nos ofrecen hoy día. Y “la primera víctima de todas las guerras”, ya lo dijo Esquilo de Eleusis hace 2.500 años, “es la verdad”.


Me baso, para corroborarlo, en el artículo de mi buen amigo, jurista y militar Jesús de Salvador, en su último artículo del semanario Valencia Plaza. Simplificando, venía a decir en él que el 56% del tráfico informático en la red no lo realizaban personas físicas, sino robots programados para parecer humanos, en una gigantesca primera tergiversación sobre quiénes son nuestros auténticos interlocutores. De estos robots, unos son buenos, proporcionándonos información estandarizada desde servicios públicos a otros asuntos de interés, pero más de la mitad son malos, puestos ahí para hacer propaganda de las tesis de sus instaladores.


O sea, que como mínimo, uno de cada cuatro mensajes que recibimos no provienen de Fernández o de Martínez, como creemos, sino del Gobierno ruso, de Anonymous o de un grupo de vecinos de nuestra escalera que los han programado previa y masivamente para hacernos comulgar con sus respectivas ruedas de molino.
O sea, que la verdad ya ha sido asesinada aunque no seamos capaces de descubrir al asesino ni, siquiera, averiguar quién es ni dónde está oculto el cuerpo del delito.

Leguina y Feijóo ante Vox. Fielóo ante la Convención del PP español. La mejor, justa y necesaria defensa de la nación es…

El que fue presidente por el PSOE de la autonomía madrileña, Joaquín Leguina, escribió el artículo “Vox y la corrección...

El desierto del unicornio

Así trataron al unicornio lanzándolo al desierto de la expulsión, no eran sabios eran, quienes habían descubierto las vergüenzas de...

VOX UN PARTIDO TERRORISTA

Estamos en un momento convulso políticamente, no sólo en España sino en todo el mundo, la ultraderecha amenaza con atentar...

Fake news y sancionar ya la mentira en política.

Nos encontramos ante uno de esos problemas que llamamos transversales, en tanto que pueden interesar a cualquier persona, sea cual...

Artículo Periodístico 1.520º: “Frases VII de Juan de Portoplano”.

Se formó una comisión del pueblo, llamaron a la casa de Juan de Portoplano, y le dijeron, nos gustaría, que...

Tengo la cabeza llena de jueces… y de Villarejo. Por Domingo Sanz

Durante el paréntesis que abrí tras la primera entrega de este discurso no he dejado de buscar la respuesta a...

A contracorrienten ¿Quién es de extrema derecha? Enrique Arias Vega

La aparición de Vox ha llenado de alborozo a quienes buscaban un partido más de derechas, sin encontrarlo, pero paradójicamente...

El discurso de la Pascua Judicial 2019 (1).

“Buenas noches. Os agradezco que, una vez más, me dejéis entrar en vuestros juzgados durante estas fiestas, aunque ya hayan...

La machista ultraderecha persigue el sometimiento de la mujer

Estábamos en pleno debate sobre la denominación de la violencia ejercida por los hombres contra las mujeres, que si violencia...

Otros articulos relacionados.....